Municipalidad de Villaguay

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio Acontecimientos Acontecimientos 30 de junio de 1924 nacía en Villaguay Osvaldo Terranova

30 de junio de 1924 nacía en Villaguay Osvaldo Terranova

E-mail Imprimir PDF

Nacido en nuestra ciudad, evidencio desde niño su pasión por el teatro y sus primeras actuaciones en las tablas fueron en festivales estudiantiles y en los conjuntos de aficionados. Empujado por su decisión de ser actor, muy joven se fue a Buenos Aires, donde se vinculó a la actividad y asistió a cursos que dictaban academias especiales. Así fue como estuvo al lado de los grandes actores del teatro nacional de otros tiempos y con sobrada razón se enorgullecía de haber actuado al lado de Enrique Muiño, Oreste Caviglia, Elias Alippi, Enrique Serrano, y otros hombres de una época de oro de la escena argentina. De allí en más, la vida de Osvaldo Terranova fue una consagración de arte escénico.

Un actor de verdad, capaz de expresar la inocencia más cristalina y de sugerir, a la vez, la oculta veta canallesca del mismo presunto inocente. Así se lo vio en uno de los primeros films de Torre Nilsson, El secuestrador (1958), y ese personaje -un perverso, corrupto guardián de tumbas en un cementerio- le marcó un destino en la pantalla. Aunque le tocase interpretar a un hombre bondadoso y gentil. Es probable que el público lo recuerde más por sus muchos trabajos en cine: entre otros, en Fin de fiesta, Los siete locos (siempre Torre Nilsson), La Patagonia rebelde. En el escenario, sobresalió en una actuación memorable, magnífica, como protagonista de He visto a Dios, de De Filippis Novoa, en el San Martín, dirigido por Santangelo, en la temporada 1973.

En el ámbito artístico Nacional e internacional, donde su figura era ampliamente conocida luego de varias décadas de actuación en teatro, cine y televisión.

Alcanzó altas distinciones, entre los cuales podemos mencionar el premio Moliére que fuera conferido en Francia en mérito a su relevante actuación en el teatro y que motivó su viaje a Paris para recibirlo.

Actor verdadero en el que la representación, era el fruto de una profundo vocación sentida desde siempre estaba dispuesto a proteger, estimular, encontrar méritos en las personas y las obras de los demás. No en vano se hacía querer Solía contar con frecuencia nutridas anécdotas ocurridas en su andar por escenarios y filmaciones, muchas de ellas ásperas y a veces despiadadas, que disimulaba con indulgencia en sus relatos plenos de humor y comprensión.

Alcanzó los más altos niveles como actor, fruto de su talento y su propio esfuerzo, sin dejar de ser un muchacho sencillo y bonachón, apegado al lugar donde nació. No se cansaba de hablar de Villaguay y muchas veces nos dijo que cuando se retirara del teatro, se iba a radicar aquí para vivir con sus amigos y sus recuerdos. Para eso se había comprado una quinta en los suburbios de nuestra ciudad.

Fuentes consultadas:

http://www.lanacion.com.ar/1181675-osvaldo-terranova-un-gran-actor

Fragmentos del Artículos publicados en el Diario el Pueblo 4 de octubre 1984, en el día en que falleciera Terranova en nuestra Ciudad

Recopilación de Información: Equipo del Museo Histórico Municipal -Dirección de Cultura, Educación.