Municipalidad de Villaguay

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio

Betty Sosa

E-mail Imprimir PDF

Dando continuidad a las publicaciones de la obras de nuestra estimada Betty Sosa, brindaremos algunos datos más de la vida de esta maravillosa mujer.

Fue integrante de la Agrupación Coral Villaguay llegando a conquistar con sus conciertos el sur argentino. Integró la comisión empleados de comercio. Colaboró con Càritas en la recolección de alimentos y vestimentas para los más necesitados. Trabajó con los chicos con capacidades diferentes de A.P.A.D., enseñándoles canto, teatro y fabricación de títeres, con ellos formó el taller de teatro “Angel” y llamó a su obra 'La hermandad de los pueblos'.

En el año 2007 fue convocada por el Hogar Municipal para brindarles a los niños sus habilidades teatrales y plásticas, pero no sólo se dedicó a los niños, sino que transmitió sus conocimientos a los abuelos a quienes visitaba frecuentemente en el geriátrico compartiendo con ellos largas horas de canto y anécdotas. Creó su primer murga “Los Changuitos” conformadas por los niños de su barrio. Formó varias comparsas, la primera fue Villaguarà con 150 integrantes y una carroza, otra fue integrada por los chicos con capacidades diferentes, con una carroza para que los chicos descansen.

Se destacó como jugadora de Básquet del club Huracán logrando el título de “Campeonas entrerrianas” en el año 1960. El club Leones de Villaguay realiza un homenaje entregándole un recordatorio por la importante labor, colaborando con entidades, vecinos y quien recurra a ella.

En 1977 la Subsecretaría de Cultura de Entre Ríos le brinda un certificado por haber participado del décimo noveno Encuentro Provincial de Teatro. En este mismo año la Dirección de Cultura de la Municipalidad de Concordia le concede al grupo Marionetas la Mención Especial por haber colaborado presentando la obra “El Rancho de Don Cornelio”.

En 1998 obtuvo el reconocimiento por el gobierno de la provincia. En el año 2005 la Municipalidad de Villaguay le entrega un recordatorio por el Día Internacional de la Mujer. La Dirección de Deporte de la ciudad de Villaguay le otorga el Cardenal 2007 por su trayectoria deportiva. Su frase “Me gusta soñar, si se te mueren los sueños, se te muere el alma”. Betty es una mujer muy humana que ha dedicado su vida a robar sonrisas, su vida de riquezas y colores ha sido la alegrìa de la gente. El día 20 de Noviembre, en víspera de los orígenes de Villaguay, la Municipalidad la reconoció como Ciudadana Ilustre.

Aporte Bibliográfico: Marcela Estigarribia

 

CAMPO ARGENTINO

Arraigado en las entrañas

de tu tierra, florecida

está el rancho

tu amigo fiel y querido

En cada amanecer.

Te besan los trigales,

acunados al viento.

Te ilumina el sol, que penetra

en tu corazón, trayendo

el perfume de tus arboles;

el rojo sangre de tu Ceibo;

el celeste cielo de tus jacarandaes.

Y toda esa belleza a tu alrededor

el rocío del amanecer,

ha perlado tus mañanas

El verde matizado de tus sembrados

se refresca y perfuma

en tus flores y tus frutos.

¡Cuanta riqueza nos das campo nuestro!

Septiembre rosado

de durazneros en flor

perfuman la mañana

de la verde campiña

Un criollo se despierta

con gorjeos de tacuaritas

y gorriones,

que invaden el viejo rancho.

Y un Jacarandá resguarda y perfuma

Los nidos de los pájaros

que bajan a bañarse

en la laguna de las garzas,

florecidas en camalotes.

La puerta del rancho se abre

perezosa y crujiente

Para dar entrada

a los primeros rayos del sol

de un nuevo día.

En un concierto maravilloso

que solo nos puede ofrecer el campo

El reciente sembrado

nos regala el verde

y también la frescura del cristal rocío.

Se ondula al viento,

con ritmo gracioso,

el noble maizal.

Espigas de oro

doradas al sol

coronan el campo,

que altivo y hermoso

nos regala amor.

Amor de sus hombres,

que labran las tierra,

entregan su fuerza y su corazón

por el campo amado,

que tan generoso semilla les da

y saben felices que pronto

Muy pronto, en pan volverá.

Ese pan sagrado que estará en la mesa

de todos los hombres,

que el grano sembraron y el sol germinó.

Bendito seas trabajador de la tierra.

¡Bendito seas Campo argentino!