Municipalidad de Villaguay

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio

Se regula la instalación y funcionamiento de natatorios

E-mail Imprimir PDF


El municipio genero el marco regulatorio para la instalación y el funcionamiento de natatorios en la ciudad y ejido. La medida apunta a velar por la seguridad e higiene de los guardavidas, empleados y público que asiste con fines educativos, de esparcimiento o recreativos. La normativa que regula los natatorios establece que los mismos conforman el conjunto de piletas de natación, lugar que las circunda, sanitarios, vestuarios, salas de primeros auxilios y todo espacio destinado al almacenamiento de equipos y equipamiento requerido para la actividad.

Se estable que las piletas deberán ser de materiales adecuados y recubiertos para ofrecer superficies lisas y de fácil limpieza, debiendo indicarse las profundidades mayores de 1,50 metros, con elementos de fácil visibilidad y cartel indicador.

La Ordenanza 1507 dispone que en los natatorios a construirse en el futuro, no habrá cambio brusco de pendiente donde la profundidad sea menor de 1,80 metros. También establece las escaleras y rampas de acceso, las que deben ser adecuadas al destino que se le otorgue. Así como deberán tener una cerca para impedir el acceso de personas no autorizadas, contemplándose días y horarios habilitados para el uso mediante carteles.

El texto estipula el uso de trampolines y los servicios sanitarios que deberá tener el complejo. Asimismo reglamenta las piletas cerradas en cuanto a tipo de ventilación y equipos de calefacción.

Otro de los puntos hace referencia a las características y uso del agua, donde se contempla la exigencia de análisis bacteriológicos una vez por mes, los que deberán ser realizados por profesionales de la Bioquímica.

Se puntualiza sobre la importancia de aspectos higiénicos de las instalaciones y espacios como sanitarios, como así también zonas de almacenamiento de equipos e insumos. En ese marco el personal que preste servicios deberá presentar libreta sanitaria, debiendo cumplirse una reglamentación sobre uso y restricciones de parte de los bañistas.

Los natatorios deberán contar con un servicio de emergencia, con la debida identificación, así como la obligatoria contratación de un seguro de Responsabilidad Civil.

La reglamentación establece que los natatorios deberán estar vigilados en forma permanente por Guardavidas o Profesores de Educación Física, los que deberán acreditar dicha condición.

En todos los casos los natatorios deberán cumplimentar las exigencias en materia de documentación que serán requeridas por la Dirección de Obras Particulares del municipio. La medida rige para la ciudad y el ejido municipal.