Municipalidad de Villaguay

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio

Palabras de la Presidente Municipal María Claudia Monjo

E-mail Imprimir PDF


Palabras de la Presidente Municipal María Claudia Monjo en la habilitación de obras de puesta en valor de Plaza 25 de Mayo. La plaza es parte de la vida de un pueblo y de las personas que lo habitan… En ella se honra a los próceres, asumen gobiernos, se hacen desfiles, se viven historias, nacen amores.

Instantes simples de una vida, o encuentros colectivos que a veces son de celebración, pero otras permiten alzar voces, reafirmar y defender lo que quiere una comunidad. Momentos pasajeros, pero también los que no se olvidan.

Esta plaza viene del origen mismo de Villaguay…Nace con ella y por lo tanto es testigo y protagonista de su historia.

Como pasaba en esos poblados rurales del siglo 19, comenzó siendo un baldío de espinillos y algarrobos al que se le puso un cerco de alambre para que los animales no lo pisotearan. Cada 25 de Mayo o 9 de Julio las escuelas se reunían al alba para cantar el himno, y los domingos los ciudadanos venían a oír las retretas de la banda de música de don Vicente De Matteis.

De la mano de la vida urbana y del trajinar de las personas e instituciones, poco a poco el baldío reclamó su estatus y se fue volviendo plaza.

Así, en el año 1875 comienzan las primeras obras. En 1877 se le agregan a su arboleda paraísos y eucaliptos. El ímpetu modernizador estaba en marcha. Tanto así que en 1896 se llama a concurso para construir un kiosco y ya en el siglo 20, en el año 1903 se construyen las veredas diagonales y del centro. Para ese entonces le habían quitado el alambrado y -en 1900- se habían agregado casuarinas a sus especies arbóreas. En 1914 alguien tuvo la idea de colocarle un molino que viento, pero duró poco, una década después se le consideró no ornamental y fue retirado. Lo demás es mezcla de historia y vida cotidiana, como la que estamos creando nosotros ahora mismo.

Las plazas acompañan el devenir de los pueblos…

Como todo espacio público, deben ser recreadas y mejoradas. Debe hacerse respetando su historia e identidad, sumándole nuestro sentir, es decir, la marca de la época que nos toca vivir.

Después de un tiempo de intenso trabajo, hemos llevado adelante una tarea reconstructiva y creativa, una tarea pensada, programada y proyectada. De la que participaron un gran número de personas, diseñadora, arquitectas, MMO, técnicos, paisajistas, obreros, trabajadores municipales entre otros. Todos con compromiso y responsabilidad en lo que hacían. Ellos se encuentran aquí presentes y pido un fuerte aplauso para todos.

El tiempo prolongado que nos llevó esta tarea en su ejecución, tiene que ver con que somos una administración que cuida los recursos de los contribuyentes, ya que esta puesta en valor ha sido realizada, en un 100% con recursos propios, es decir de todos los villaguayenses y sin endeudarnos, tal es así que a medida que contábamos con los recursos, avanzábamos. Todos sabemos lo que provoca el endeudamiento desmedido, la deuda pública que contrae el estado genera una carga sobre las futuras generaciones, las que tendrán que hacerse cargo de las obligaciones financieras contraídas en el pasado, generando así ajustes, que recaen siempre en los que menos tienen, en los trabajadores, en los que producen y en los comerciantes.

No es para polemizar con quienes nos critican, es solo por tranquilizar a quienes, como nosotros, amamos los árboles por eso quiero decirles que, fueron colocados 16 nuevos ejemplares y sólo se retiraron 6 que estaban muy deteriorados y enfermos, por lo que la plaza cuenta con 10 árboles más que antes. Entre los nuevos ejemplares se colocaron lapacho negro, blanco y rosado, ibirapitá y palmeras pindó. Se plantaron también 2614 m2 de césped.

Con respecto a la obra en sí, la primera consigna fue recuperar el estilo francés de su diseño original. Cada sector ofrece un detalle, una diferencia….

El nuevo emplazamiento del Busto del Gral. San Martín, liberando aquí un gran espacio central de reunión -lo que se conoce como plaza seca- el sector de juegos y las tradicionales diagonales, a las que le sumamos un nuevo eje perpendicular al edificio municipal, que atraviesa la rotonda. Ésta es una de las grandes superficies que se jerarquiza con esta obra. Utilizamos para ello un lenguaje arquitectónico sencillo, clásico, en armonía con lo existente, cuenta con una superficie neta de 133 m2, más las rampas laterales y el cantero. Se alzan aquí 11 mástiles para las banderas, nacional, provincial, local, de diferentes colectividades que se asentaron y colonizaron nuestra tierra y la de pueblos originarios.

Fuimos cuidosos en preservar las actuales especies arbóreas, como ya mencioné, las que son en sí mismas un magnífico patrimonio biológico. Se realizó el movimiento de 950 m3 de suelo, desmontando y dejando a nivel todo el sector, ganando en la “amplitud” de los espacios. El área verde, cuenta con un Sistema de Riego automatizado: 2614 m2 de césped dividido en ocho sectores y canteros con flores que se regaran en forma automática, independientemente de obreros e inclemencias climáticas.

Asimismo, desde calle Mitre se planteó otro eje/acceso, perpendicular al hermoso edificio de la Sociedad Italiana, que se jerarquiza con una fuente. Esta puesta en valor de nuestro espacio histórico, se hizo utilizando materiales de primera calidad, de gran resistencia al uso y transcurso del tiempo.

La modernidad le abrió paso a la tecnología, pero se avino al formalismo clásico, el que actuó como condicionante y referente a la vez. Arquitectura / naturaleza, construido/verde, fueron respetados y complementados entre sí.

Si bien la obra no está terminada en un 100 %, debemos decir que hemos culminado con una primer gran etapa, ahora sólo quedan algunos detalles y el adoquinado de calle Mitre, y su esquina con San Martín, como la esquina de Alem y San Martin, donde quedará todo en un mismo nivel y por ese motivo notarán ahora la ausencia de las rampas de accesibilidad.

Quiero destacar la importancia de conformar parte de un equipo de trabajo, que ha permitido que los sueños que nacen en una gestión tengan su continuidad y concreción en otra. De eso también se trata el desarrollo sustentable de una ciudad.

Preservar la belleza y durabilidad de la Plaza es una responsabilidad de todos. Les pedimos que la disfruten y por sobre todo que la cuiden. Los que vendrán necesitan seguir disfrutando de ella, y nosotros tenemos que hacer nuestra parte. Por eso les pido que cuidemos éste y todos los espacios públicos, enseñemos a nuestros hijos valores, respeto y por favor cuiden los juegos, especialmente pensados para integrar a los chicos con discapacidad, seamos prudentes y disfrutemos sin dañar.

Les dejamos un patrimonio urbano viable e inscribimos el trazo de nuestra generación en la memoria colectiva de este pueblo.

Muchas gracias !!!