Municipalidad de Villaguay

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio

9 de julio en Villaguay

E-mail Imprimir PDF

Tal como estaba previsto se realizaron todas las actividades previstas por la Municipalidad de Villaguay, para este 9 de julio, Día de la Independencia. Primeramente se realizó el Tedeum Tren en la Iglesia Santa Rosa, donde participaron autoridades civiles y de seguridad y vecinos.

Luego se realizó el izamiento del pabellón Nacional por parte de la Intendente Claudia Monjo, el Senador Mario Torres y el jefe del Regimiento 5, Fernando de La Vega. Luego se efectuó el desfile de cívico militar enfrente al Centro de Convenciones Papa Francisco.

Allí los actos se desarrollaron con la presidencia de la Intendente Claudia Monjo, el Ministro Adrián Fuertes, el Senador Departamental, Jefes militares y de seguridad, funcionarios y concejales.

La Intendente pasó revista de las tropas y luego dio inicio, tras su discurso al amplio desfile que incluyó escuelas municipales, jardines , establecimientos escolares, instituciones deportivas, bomberos, agrupaciones a caballo y formaciones del Ejército y policial.

Discurso completo de la Intendente:

Vecinos de Villaguay, autoridades provinciales, municipales, militares, fuerzas de seguridad, civiles, eclesiásticas, entidades intermedias. Medios de comunicación.

Buenos días.

La Declaración de Independencia fue la decisión de una ruptura formal de los vínculos de sumisión política de las Provincias Unidas del Río de la Plata con la monarquía española.

A veces nos quedamos en la anécdota, en la efemérides, y naturalizamos el 9 de julio como una fecha más en el calendario de celebraciones y feriados. Y con el paso del tiempo, las generaciones nuevas van perdiendo dimensión del profundo significado político de la fecha, de la importancia que sigue teniendo en nuestro presente, en la construcción de la Argentina contemporánea la noción de independencia.

El 9 de julio de 1816 fue un paso decisivo en la lucha por la emancipación en la región. Traspasó las fronteras rioplatenses y adquirió una significado “americanista” desde el momento en que le permitió a San Martín cruzar la cordillera para llevar el proyecto revolucionario a Chile y Perú. Fue este prócer, precisamente, uno de los que reclamaba apurar la Declaración de independencia. Habían transcurrido seis años desde la ruptura con España en 1810, y el gobierno de Buenos Aires vivía en medio de enfrentamientos e intereses económicos que retardaban ese paso trascendental.

Finalmente, en 1816 se sella la soberanía y autoridad política de los criollos, y se abre el camino para avanzar en un ordenamiento constitucional, hecho que ocurrió casi cuatro décadas después, con Urquiza como gran protagonista.

La Patria se estaba organizando.

El espíritu emancipador buscó preservarnos de cualquier otro dominio, al declararnos independientes de España como también “de cualquier otra potencia extranjera”.

Sin embargo, los intereses del puerto de Buenos Aires y la intromisión de otras potencias, como Inglaterra, demoraban la construcción de un país federal y económicamente soberano, tarea que todavía hoy, está pendiente en gran medida.